Los retos de la emisión de tarjetas en el sector retail. Seguridad, experiencia y tecnología.

Los retos de la emisión de tarjetas en el sector retail. Seguridad, experiencia y tecnología

El 61.5% de personas entre 18 a 70 años mencionó tener una tarjeta de crédito departamental o de tienda de autoservicio

Ciudad de México, 2022.- En descuentos y ofertas especiales, es común que las grandes compañías de retail brinden a sus clientes tarjetas de crédito, departamentales y lealtad. Esta práctica financiera ayuda a que los consumidores se fidelicen y regresen a comprar una vez más. 

 

“Las nuevas tecnologías de emisión de tarjetas permiten que los clientes reciban nuevas experiencias de seguridad, el comercio retail y otros jugadores tienen la opción de añadir características como un CVV dinámico que genera códigos de seguridad para compras en línea y tokenizar las tarjetas, un proceso en donde se sustituye la información del usuario por tokens para reforzar la protección de datos. Al mismo tiempo, hay blindajes más avanzados como el 3D Secure 2.0 Zero Touch que permite a los proveedores de pagos enviar más elementos de protección en cada transacción y el One Time Password, un servicio que genera una ​ contraseña única que sólo puede utilizarse una vez, como su nombre lo indica”, afirmó Sergio Villarruel, General Manager en Fiserv México, líder mundial en tecnología financiera y procesamiento de pagos. 

 

Adicionalmente, esta tecnología de emisión permite diseñar las funciones y operativa de las tarjetas tanto físicas como digitales de acuerdo las necesidades de cada retail y otras industrias. De esta manera, las transacciones, los cobros y los pagos son posibles. Pero, ¿qué características debe tener un servicio de tarjetas en retail para garantizar una mejor experiencia de cliente?

 

Villarruel opina que la experiencia está basada en la tecnología. Los retailers (tiendas departamentales o de autoservicio) pueden añadir características a una tarjeta tales como: banda magnética, chip, con o sin PIN, contactless, el tipo de seguridad, hacerlas digitales y pagar de forma nacional o internacional. En el mismo sentido, reiteró que un time-to-market, es decir la capacidad para salir en tiempo y forma al mercado con los productos de emisión, también hace la diferencia para cubrir con las necesidades del cliente. 

 

 

Por otro lado, al brindar ese nivel de personalización, el usuario también puede obtener un monitoreo de su actividad financiera y mantener contacto directo con el negocio. Eso implica que si una persona quiere consultar su movimientos o estados de cuenta debería poder hacerlo a la brevedad, sin limitaciones y en el formato que prefiera ya sea por la web o el teléfono.

 

Los retailers deben contar con un servicio de emisión pensando en todo tipo de perfil de clientes. Esto les permitirá manejar sus finanzas con un sistema multilenguaje y multimoneda o brindarles tarjetas contactless,  digitales y billeteras electrónicas. La suma de estos valores añadidos, ayuda a construir una mejor estrategia comercial y financiera. 

 

Algunos retailers pueden llegar a pensar que para obtener todas estas ventajas competitivas orientadas al servicio al cliente necesitan recurrir a sistemas tradicionales bancarios. Sin embargo, la diversificación del mercado de tecnología financiera ha contribuido a que socios estratégicos puedan ofrecer soluciones a este sector. Claro ejemplo de ello es Fiserv a través de FirstVisión™, su plataforma de emisión regional as a service de tarjetas bancarias (crédito / débito), prepago, de lealtad y préstamos personales y empresariales. ​ 

 

“FirstVision ha procesado millones de cuentas en todo el mundo, lo que incluye empresas retail. Nuestra solución transforma rápidamente las capacidades tecnológicas de las entidades financieras para que aborden las necesidades de sus clientes desde un punto de vista integral. De esa forma, la emisión se enfocará en la personalización y flexibilidad de uso para cada titular de tarjeta” agregó Villarruel. 

 

Esta tecnología de emisión va a la alza, ya que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018 (ENIF), realizada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en colaboración con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 61.5% (15.1 millones) de personas entre 18 a 70 años, mencionó tener una tarjeta de crédito departamental o de tienda de autoservicio, mientras que el 31.8%. dijo contar con una tarjeta de crédito bancaria.

 

Ante este panorama, una de las claves siempre estará en la calidad de atención al cliente y los beneficios adicionales que le puedan otorgar. Pero eso también está directamente relacionado con lo innovadora y adaptable que sea la infraestructura de emisión para dar un paso adelante de la competencia. ​ 

 

Para conocer más sobre Fiserv en México: fiserv.com.mx



Publicación más antigua Publicación más reciente