67 ANIVERSARIO DE NICOS: HERENCIA CULINARIA Y COMPROMISO CON EL FUTURO SUSTENTABLE

67 ANIVERSARIO DE NICOS: HERENCIA CULINARIA Y COMPROMISO CON EL FUTURO SUSTENTABLE
En su 67 aniversario Nicos honra al pasado, se reinventa en el presente, y mira hacia el futuro con un firme compromiso con la sustentabilidad
El 5 de junio de 1957, en el barrio de Clavería, en Azcapotzalco, Elena Lugo y Raymundo Vazquez comenzaron a escribir la historia del restaurante Nicos. La pasión de Elena Lugo por la cocina, por los sabores e ingredientes mexicanos que tienen siempre algo de familiar y sorprendente, definirían el rumbo que Nicos tomaría.
El Chef Gerardo Vázquez Lugo rinde un homenaje al recorrido que iniciaron sus padres a través de un plan de acciones a favor del medio ambiente, mostrando la evolución que ha tenido el restaurante.
Actualmente, Nicos genera 0% de basura orgánica, pues sus residuos orgánicos se separan y se envían con dos de sus aliados: Huerto Tlatelolco y Rancho Il Vecchio.
Il Vecchio, ubicado en Tepetitlán, Hidalgo, cuenta con dos hectáreas de tierras cultivables. El agua utilizada para el riego se obtiene mediante la recolección de agua pluvial. Además, por medio de lombricomposta se procesan alrededor de 200kg de residuos orgánicos provenientes de Nicos. Se espera que para 2025, el 80% de los insumos vegetales de Nicos provengan de este lugar.
En el Huerto Tlatelolco, se procesan los residuos orgánicos del restaurante –con ayuda de una cámara de composta que tiene una capacidad de procesamiento de 200 litros al día–, misma que enriquece el suelo donde crecen flores, brotes y vegetales que vuelven al restaurante y a su cocina.
En 2024, el restaurante entró en la primera edición de la Guía Michelin en México, como una recomendación imprescindible para quien visita la Ciudad de México.
Nicos tiene una cocina viva, que evoluciona respetando las raíces de la cocina mexicana. Cada plato refleja las historias de los lugares, personas y comunidades detrás de cada ingrediente y receta.


Publicación más antigua