Maridaje inesperado de Monte Nevado: un viaje sensorial a través de la fusión del jamón con frutas exóticas

Maridaje inesperado de Monte Nevado: un viaje sensorial a través de la fusión del jamón con frutas exóticas

Image

 

  • La casa jamonera Monte Nevado marida para esta ocasión una selección de tres variedades de jamones con frutas exóticas dulces, suaves y aromáticas que aportan al producto estrella de nuestra gastronomía el frescor y jugosidad perfectos para el verano.
  • El Maridaje Inesperado es un laboratorio sensorial con el que Monte Nevado invita a experimentar sensaciones innovadoras y fusionar sabores vibrantes con el jamón, creando una experiencia gastronómica única.

 

 

 

 

Madrid, 4 de julio de 2024.- Monte Nevado, la casa jamonera más galardonada en los Premios Alimentos de España, se ha unido al sumiller y experto en análisis sensorial, Pascual Ibañez, para celebrar su Maridaje Inesperado, la cita anual que fusiona el jamón con sabores vibrantes y crea experiencias únicas. Para esta ocasión, la casa jamonera ha seleccionado un Jamón Ibérico 100% bellota, un Jamón Mangalica y un Serrano 24 meses, para combinarlos con  frutas exóticas, que por sus características potencian el sabor del jamón y aportan el frescor y jugosidad perfectos. Todo ello acompañado por vinos de pasto y un cava meticulosamente seleccionados para cada fusión, que han potenciado los matices en el paladar, además de aportar unidad y estructura, generando así sensaciones disruptivas y novedosas en los asistentes. 

Más allá de las combinaciones tradicionales, esta cita gastronómica anual ha permitido conocer que variedad de jamón marida a la perfección con frutas exóticas como el alquejenje, la guayaba, los lichis, el papayón o la pitahaya amarilla, una combinación refrescante idónea para  los meses más calurosos. “El consumo de jamón aumenta durante los meses de verano debido a su sabor, versatilidad, facilidad de preparación y su arraigo cultural, que lo hacen ideal para disfrutar en una variedad de situaciones típicas de esta temporada. Optar por esta innovadora manera de combinarlo con frutas exóticas de temporada realzará la experiencia en la mesa a un nivel superior durante esta época del año”, asegura Chema de la Fuente, responsable de comunicación de Monte Nevado. 

Pascual Ibañez, sumiller y experto en análisis sensorial, ha ofrecido las combinaciones más innovadoras para este producto clásico y tradicional que ya es un placer degustar por sí solo. Las frutas, cuidadosamente seleccionadas y escogidas con el grado de maduración perfecto, han permitido que cada bocado de jamón se potenciara gracias a la jugosidad, dulzor y textura exactos para que el contraste de sabores y, a la vez, su conexión, fuesen exactamente lo que imaginaba el experto para esta ocasión. 

Entre los jamones ibéricos degustados destaca el Jamón de Bellota 100% ibérico de Monte Nevado. El olor y sabor del curado lo llena todo, potenciado por la fuerte presencia de umami que aporta su larga curación. Este ha sido maridado con papaya, supeditada e integrada con gracia al conjunto de sabores, que ha conseguido matizar ese delicado tono picante propio de este gran jamón, mientras el vino de pasto, La Retahíla de Raúl Moreno, ha potenciado su matiz salino. 

La segunda combinación del ibérico ha tenido como protagonista el alquejenje o physalis, con una grata jugosidad que ha respetado la potencia del producto, al que el Cava Ars Collecta Brut ha dado el frescor y aromas afrutados que el bocado necesitaba.

El jamón de Mangalica, ha sido otra de las joyas de la corona, una raza del mismo tronco que el ibérico, pero criada y autóctona de Hungría, recuperada por Monte Nevado, y cuyo proceso de curado natural se realiza en España, obteniendo un jamón de altísima calidad y de sorprendente sabor. 

La elegancia del producto en el paladar domina en contrapunto con la pitahaya amarilla con la que ha sido degustada, aportando carnosidad y terneza a la vez que el vino Pago de Rosa funciona como nexo de unión. En cambio, el lichi, segunda combinación, permite a jamón y fruta sostener su carácter. Se aprecian dos texturas y sabores contrapuestos, ácido del lichi y notas de curado, que ofrece una voluble y exótica sensación dulce umami, mientras el cava chispeante y vivaz aúna sabores. 

Y por último, el Jamón Serrano 24, procedente de cerdos blancos criados en España, seleccionados por su tamaño, madurez y proporción de materia grasa. Y que ha sido galardonado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación como el Mejor Jamón Serrano en la edición de los Premios Alimentos de España. 

Su equilibrio en boca y sus notas de curado, merced de su larga curación, en conjunto con la guayaba, que ofrece perfume tropical y textura, además de aportar cierta viveza a este jamón de delicada untuosidad y fino retrogusto. El vino Pago de la Rosa, saca a relucir las notas afrutadas de esta combinación. La physalis, acompañada con el vino La Retahíla, ha mantenido latente su sabrosa acidez, proporcionando así un fresco contrapunto.

Cada combinación, creada en exclusiva por el experto en análisis sensorial, Pascual Ibañez, abre un mundo de sensaciones innovadoras y espectaculares en quienes lo han disfrutado. Este maridaje despierta en el paladar sabores vibrantes, que provienen de la fusión de la salinidad y curación del jamón con el dulzor, frescura y acidez de las frutas exóticas, creando una experiencia gastronómica que invita a explorar nuevas fronteras esta temporada de verano.



Publicación más antigua